El 10 de septiembre se conmemora el Día Mundial de la Prevención del Suicidio, una fecha muy importante para el área de la salud mental.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, el suicidio figura entre las 20 principales causas de muerte en el mundo y cada año alrededor de un millón de personas comete suicidio.

En este artículo te enseño a identificar las señales que pueden indicar un pensamiento suicida y actuar de la manera correcta ante estas conductas.

 

Factores de riesgo

Los siguientes factores pueden elevar el riesgo de presentar pensamientos suicidas:

  • Pérdidas recientes de algún ser querido o mascota.
  • Ruptura de alguna relación o divorcio de los padres en el caso de niños y adolescentes.
  • Trastornos psiquiátricos, especialmente los afectivos (ejemplo: depresión, distimia, trastorno bipolar…).
  • Consumo excesivo de alcohol, drogas y otras sustancias nocivas.
  • Problemas de identidad.
  • Historial familiar de suicidio.
  • Falta de apoyo social.
  • Ser víctima de acoso, bullying o violencia.
  • Baja autoestima.
  • Enfermedades terminales, incapacitantes o dolores crónicos.
  • Experiencias traumáticas.
  • Grandes fracasos.
  • Vivir solo.
  • Desempleo.
  • Ideación suicida.
  • Género. Los intentos de suicidio son más comunes en mujeres, sin embargo, el número de suicidios consumados es mayor en hombres.

 

Factores protectores

Estos factores ayudan a reducir el riesgo de suicidio:

  • Buen apoyo familiar.
  • Relaciones sociales sanas.
  • Buena autoestima.
  • Visión a futuro.
  • Hábitos saludables (no consumir alcohol o drogas).

Signos de alerta

Presta atención a las siguientes señales:

  • Declaraciones o amenazas de suicidio (aunque parezcan broma).
  • Desesperanza.
  • Uso de drogas o alcohol.
  • Aislamiento.
  • Cambios extremos de conducta.
  • Autolesiones o conductas autodestructivas.
  • Previos intentos de suicidio.

 

¿Cómo ayudar a alguien que presenta la señales?

Si percibes que alguien presenta alguna o varias de las señales anteriores, sigue estas indicaciones y podrías salvarle la vida.

  • No dejes sola a la persona.
  • Habla con ella, pregúntale cómo se siente y qué puedes hacer para ayudar. Reconoce sus sentimientos y nunca seas condescendiente.
  • Si está herida, llévala a un hospital para atenderla.
  • Busca ayuda con un profesional de la salud mental tan pronto como sea posible.
  • Elimina los elementos potencialmente peligrosos de su alcance.Muchas personas pueden estar a la defensiva, trata todos estos temas con la mayor delicadeza que puedas, para evitar complicar la situación.

 

¿Qué hacer si yo estoy experimentando pensamientos suicidas?

Si estás experimentando pensamientos suicidas, lo primero que debes hacer es reconocerlos y aceptar ayuda.

  • Cuéntale cómo te sientes a una persona de confianza.
  • Llama a una línea directa de prevención del suicidio. Ahí brindan atención gratuita e inmediata.
  • Realiza una cita con un psicólogo o psiquiatra que te inspire confianza. Hazlo lo más pronto posible.

En estos tiempos de contingencia, la salud mental es aún más delicada. Prestemos atención a las señales y cuidémonos entre todos.